martes, 2 de septiembre de 2014

Infidelidad 6

La infidelidad no es algo que ocurra de la noche a la mañana, siempre hay motivos que la provocan y la lista es interminable. Los expertos concuerdan en que la finalidad última es intentar satisfacer las carencias de pareja.

Estas son las 9 razones más comunes según un largo y extenuante estudio realizado en un foro, no están en ningún orden especial:

1. Monotonía

Cuando uno de los participantes de la pareja deja de tener detalles cariñosos y deja de prestar tanta atención al tiempo en común, es normal que quien experimenta esa falta sienta que el amor se acabó, se produce un distanciamiento y empieza a sentir cadenas que rodena el resto de sus días y le ciñen a pasar el resto de sus días en una relación sumida en la rutina y el aburrimiento. Una relación que ha perdido el encanto y en donde cualquiera que aporte misterio, encanto y riesgo puede provocar su fin.

2. Dependencia emocional de los padres

Cuando uno de los integrantes de la pareja tiene una dependencia emocional de los padres, provoca que la otra parte sienta que carece de apoyo y empieza a formarse una necesidad de ser escuchada y atendida. Eso motiva a buscar satisfacer esas insuficiencias fuera de la relación.

3. Nuevas sensaciones

Cuando se apaga la llama de la seducción del enamoramiento y la realidad del hastío empieza a ocupar su lugar, hay quienes necesitan seguir satisfaciendo la necesidad de seguir enamorados. La curiosidad de experimentar nuevas sensaciones y de vivir la aventura es suficiente razón para buscar un episodio fuera de la relación.

4. Sentirse devaluados

Terminado el enamoramiento es necesario enfrentar a la pareja real y delegar a la idealizada a un rincón, pero las conductas de la real no siempre son placenteras en la convivencia y eso defrauda las expectativas. Si uno de los dos abandona al otro para centrarse solo en sus objetivos personales, y no en los de ambos. Si en ese momento se inicia una relación con otra persona que hace que la abandonada/defraudada se sienta más valorada hace que sea elegida de manera inconsciente como nueva compañera. Esto es principalmente respecto a las mujeres, si su pareja no las hace sentirse bellas y deseadas buscan ese reconocimiento en una relación externa.

5. Vida sexual deficiente

El sexo es un elemento esencial en la pareja y si éste es defectuoso, quien se siente insatisfecho tiende a buscar fuera de la relación la satisfacción sexual que no encuentra en su pareja. Si a pesar de sentir un gran amor por la pareja, en la cama no se encuentra nada excitante, es común que surja el deseo de vengarse teniendo relaciones sexuales con otra persona para mitigar el enojo y/o satisfacer sus fantasías sexuales.

6. La pareja lo permite

Se dan casos en que la pareja está de acuerdo en que tengamos relaciones externas, porque es consciente de que necesitamos satisfacer las deficiencias que existen en nuestra propia relación.

7. Amenaza a la libertad

Cuando la pareja es asfixiante o uno de los dos siente pavor perder su independencia y quedar atrapada en una relación ven la infidelidad como una manera de experimentar la libertad.

8. Idealizar a la pareja

Cuando se desea continuar idealizando a la pareja muchas veces se elije como amante a una persona totalmente opuesta para llevar a cabo las fantasías sexuales y mantener a la pareja en el concepto de decente.

9. Poder

Hay quienes por haber obtenido poder, dinero y una posición social consideran que se han ganado el derecho de traicionar la confianza de su pareja.

 

La infidelidad es un síntoma de la serie de crisis por las que atraviesa toda relación de pareja. Si realmente se busca a fondo es posible descubrir que la infidelidad se presenta cuando no se encuentra en la pareja lo que se desea y la relación no satisface completamente las necesidades. Sin embargo, superar la crisis depende de la forma en que existe comunicación como pareja.