viernes, 14 de marzo de 2014

Razones para NO volver a ser esposas

Aún no logro entender porqué muchas mujeres, después de pasar por malas e incontables experiencias en un matrimonio, experiencias que según sus propias palabras las han dejado marcadas para siempre, piensan que de la única manera que pueden trascender sus frustraciones y volver a ser felices, es teniendo a otra pareja y se aventuran de nuevo…

Y sin pensarlo dos veces se entregan de nuevo a un hombre que más tarde no sólo se convierte en su verdugo, sino también en el verdugo de los hijos ya existentes y la vida se les complica más aún.

Muchas son las razones para no casarnos de nuevo, miremos algunas:
  • Pierdes tu libertad de nuevo.
  • Debes servir a un extraño.
  • Tu cama ya no será tan amplia.
  • Tendrás que lavarle sus miserias.
  • Le restarás tiempo a tus hijos.
  • Ya no te podrás arreglar como antes.
  • Tendrás que dar explicaciones de a donde fuiste y porqué.
  • Si tienes más hijos en tu nueva unión, tendrás que empezar de nuevo.
  • Tendrás hijos con diferente apellido.
  • Te verás repartida entre tus hijos mayores y tu nuevo esposo.
  • Muchas veces, sólo te aumentarán los gastos.
  • Si no le gusta lo que acostumbras cocinar, le tendrás que cocinar aparte.
  • Si no tienen la misma religión, ¿te harás a la de él, ¿o él estará dispuesto a unirse a la tuya?
  • Si él tiene hijos, ¿estás dispuesta a cuidarlos como si fueran tuyos?
  • ¿Estarías dispuesta a aguantar las molestias de la ex?
Y para ser un poco más realistas, creo que siempre debemos de pensar que al principio todo es muy hermoso, pensar también que por hermoso que sea, ¿hasta dónde o hasta cuándo estará un hombre dispuesto a hacerse cargo de dos, tres o más hijos, que no son de el? ¿Aceptará el paquete completo? ¿Cuándo empezarán las quejas y los reproches por los gastos que significa, proveer a una familia numerosa?

Vale la pena más que todo lo anterior, pensar en los peligros que se pone a los hijos, (sobre todo nuestras niñas y adolescentes), porque aunque hay hombres y mujeres muy buenos, sabemos y tenemos que aceptar que existen diferentes clases de abusos.